A.

Una etapa muy importante de mi vida ha llegado a su fin. Dejo atrás muchos momentos, agobios, triunfos, alegrías, experiencias, frustraciones y nervios… pero sobre todo dejo atrás a muchas personas.

Aunque no me gusta decir que las dejo atrás, no a todas al menos, siempre hay a quien, aunque no conozcas de toda la vida,  quieres mantener a tu lado para siempre.

Mi etapa universitaria empezó como la de todos, con nervios, ganas, entusiasmo, vértigo y, sobre todo, miedo. Pero, en situaciones desconocidas o difíciles, siempre tratamos de apoyarnos en algo o en alguien y en mi caso hubo una persona… con la cabeza llena de rizos, ideas y formas de ver la vida que ambas compartíamos.

La vieja cafetería de la universidad fue donde comenzó todo, donde hemos tomado más de un pintxo (de tortilla rellena, claro) y donde hemos cuchicheado sobre más de un profesor.

Pero guardo a ese viejo rincón de la facultad, un cariño especial, no solo por ser donde empezó nuestra amistad, sino por ser donde pusimos fin a ese período de nuestra vida, juntas, claro.

Muchas gracias por tu tiempo, por pasarlo conmigo, por acompañarme durante cuatro años, muchas gracias por todo.

 

ana y cris byn

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s